Estudio del estado poblacional del lagarto (Caiman yacare) y del caimán negro (Melanosuchus niger) en sus áreas de distribución natural en Bolivia

Ago 31, 2021Artículos técnicos, Proyecto Bioamazonía

Autor: Fundación para el Desarrollo de la Ecología FUND-ECO

Contacto: jehaninon.rios@gmail.com

El Programa Nacional de Conservación y Aprovechamiento Sostenible del Lagarto (Caiman yacare) – PNCASL nace en Bolivia el año 1997 a través de la promulgación del Decreto Supremo No. 24774 que aprueba el primer Reglamento para la Conservación y Aprovechamiento del Lagarto, después de una serie de medidas fallidas que intentaban proteger la biodiversidad boliviana de la intensa explotación de la que era objeto (D.S. 21312) y de una Veda General Indefinida impuesta a nivel nacional en 1990 (D.S. 22641) para el acoso, la captura, el acopio y acondicionamiento de animales silvestres y colecta de plantas silvestres y sus productos derivados.

 

El proceso de aprovechamiento del lagarto tiene como objetivo principal garantizar la sostenibilidad biológica, económica y social del aprovechamiento del Caiman yacare en Bolivia, asegurando una distribución justa y equitativa de los beneficios. Los principales criterios biológicos dispuestos para el aprovechamiento fueron tomados del modelo venezolano de uso comercial del (Caiman crocodilus), son:

  1. El modelo de aprovechamiento del lagarto se basa en la caza de individuos machos adultos con una longitud total (hocico – cola) mayor a 180 cm (Clase IV), procedentes de poblaciones silvestres del área de distribución natural.
  2. La cosecha se fundamenta en la abundancia y estructura de la población, autorizándose un máximo del 25 % de los individuos Clase IV, siempre y cuando estos superen el 15% del total de la población, sin tomar en cuenta los animales del primer año (Clase I).
  3. Anualmente, se deben realizar evaluaciones de las poblaciones del Caiman yacare mediante conteos nocturnos en toda el área de su distribución.

La consultoría sobre el estudio del estado poblacional del lagarto (Caiman yacare) y del caimán negro (Melanosuchus niger) en sus áreas de distribución natural en Bolivia, en el marco del Proyecto Bioamazonía – Conservación de especies amenazadas por un comercio no sustentable, se inició en marzo del 2020, con una pausa por la pandemia causada por el SARS-COV-2, por lo cuál tuvo que extenderse hasta octubre del 2021.

El objetivo principal de la consultoría es elaborar estudios poblacionales de lagarto (Caiman yacare) y caimán negro (Melanosuchus niger) en sus áreas de distribución natural y formular modelos y criterios para estimar sus poblaciones susceptibles de aprovechamiento. Este constituye una herramienta de gestión del recurso lagarto muy importante para que la Autoridad Ambiental Competente pueda garantizar la sostenibilidad del aprovechamiento de este recurso, considerando que el último el modelo de estimación de cuotas de cosecha para el cálculo del potencial de aprovechamiento de Lagartos en los predios autorizados del PNCASL, data del año 2010.

A la fecha las actividades que se han desarrollado en el marco de la ejecución de la consultoría son las siguientes:

  • Revisión del estado del arte sobre el conocimiento de la biología y la historia natural del caimán negro en el país, que sirve de base para la identificación de poblaciones con potencial de aprovechamiento y la determinación de criterios biológicos de base para el manejo de sus poblaciones. Se ha encontrado que la mayor parte de la información publicada y otra no publicada sobre estas especies corresponde al levantamiento de parámetros poblacionales (abundancia y estructura poblacional), sin embargo, hace falta estudios sobre la biología reproductiva, uso de hábitat, estructura genética de las poblaciones y ecología que son muy importantes para el manejo de sus poblaciones.
  • Se ha logrado consolidar una Base de Datos única con la información de diferentes fuentes relativa a parámetros poblacionales de las poblaciones de lagarto bajo manejo y poblaciones de caimán negro, generada en los últimos diez años. Esta información se encontraba dispersa y se ha observado que hace falta establecer desde la Autoridad Ambiental Competente criterios de estandarización de la información, tanto para la toma de datos como para su análisis y la adopción de métodos de definición de las cuotas de cosecha.
  • Se han realizado evaluaciones poblacionales en dos territorios indígenas en el departamento del Beni: el Territorio Indígena y Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) y el Territorio Indígena Chimán (TICH) caracterizando las poblaciones de lagarto y caimán negro y realizando entrevistas sobre la percepción de los cazadores y familias beneficiarias acerca del grado de empatía que la los beneficios sienten por estas especies y los beneficios que el aprovechamiento de estas especies generan a nivel familiar y comunitario.
  • Finalmente se ha elaborado un modelo de distribución de lagarto para la estimación del potencial de aprovechamiento y determinación de cupos a nivel cuenca y microcuenca en los departamentos donde se distribuye el lagarto. El mismo actualmente se encuentra en proceso de revisión.

A partir de la realización de este estudio, será posible definir las cuotas de captura que deberán ser reglamentadas por el Ministerio de Medio Ambiente y Agua de Bolivia (MMAyA).

Fotos: Mariana Escobar W-W

Publicado en el Boletín Bioamazonía, edición n. 10, julio-agosto de 2021. ========================================================================

Etiquetas relacionadas con la publicación:

Le podría interesar…

Pin It on Pinterest

Compartir

¡Comparte esta publicación!

Shares